¿Cómo tener una piel verdaderamente sana?

¡Hola chicas! De seguro que todas quieren saber cuál es el elixir para tener una piel radiante y suave como el terciopelo todos los días; sin embargo, aunque por tu mente tan solo hayan pasado una gran cantidad de productos cosméticos para el cuidado de la piel, te queremos decir que una piel sana va mucho más allá de todo eso.

Y es que, para tener una piel sana y luminosa, requerimos de una adecuada rutina de cuidados diaria, donde recordemos renovar e hidratar nuestra piel sin falta. Sin embargo, cuando nos referimos a hidratar, no nos referimos a aplicar cremas humectantes a diestra y siniestra sin ningún control, ya que siempre debes tener en cuenta que producto es más apto para tu piel.

Así es chicas, antes de iniciar cualquier rutina de cuidados deben tener en cuenta el tipo de piel que poseemos, si es grasa, mixta o reseca, con el fin de poder elegir un producto que nuestro cuerpo aproveche al máximo y le dé una mejor apariencia a toda nuestra piel. Es necesario tener especial cuidado con la piel del rostro, ya que es mucho más delicada que la del resto del cuerpo.

Claves para tener una piel fresca y tonificada

Antes de preocuparnos por adquirir cualquier tipo de producto de cuidado, es necesario revisar primero mucho de nuestros hábitos diarios, ya que cosas como la ingesta de agua, la alimentación y el descanso, con factores que tienen bastante peso sobre el aspecto de nuestra piel, y sus efectos son cosas que solo podemos enmendar cambiando nuestros hábitos, ¡vamos allá!:

Agua cada día, ocho veces al día

Así es señoritas, este es el record mínimo de ingesta de agua que deben proponerse a cumplir de ahora en adelante, ya que nuestro cuerpo necesita suficiente hidratación para que todos nuestros órganos funcionen bien, sobre todo nuestra piel, que es popularmente conocida como nuestro órgano más grande.

Modera las grasas y los postres

Claro que todas merecemos complacer un antojito de vez en cuando; sin embargo, algunas veces solemos a excedernos en el consumo de snacks, postres y grasas, lo cual ayuda a la acumulación de grasa en nuestro cuerpo, grasa que de un momento para otro empezará a proyectarse en nuestra piel como granos.

Lo mejor es incluir en nuestra dieta gran variedad de productos verdes, en específico vegetales de hoja verde, quienes son responsables de aportar una gran cantidad de antioxidantes a nuestro cuerpo, lo que es ideal para la regeneración de nuestras células y nuestra piel.

Descanso completo

Es necesario que duermas al menos las ocho horas reglamentarias de sueño diario, ya que síntomas como el cansancio y el estrés se reflejan de manera muy palpable en la piel de nuestro rostro, un ejemplo claro de esto son las ojeras y los bultos bajo nuestros ojos, así que de ahora en adelante chicas ¡a dormir como un bebé!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *