Tratamiento casero para las heridas superficiales

Es común que nos hagamos una herida sobre la piel o ligera quemadura, a pesar de que sea pequeña, esta suele ser dolorosa y molesta. Y también requiere los mismos cuidados que cualquier otra herida que tengamos en el cuerpo. Pero lo que necesitamos en realidad es encontrar un remedio casero que sea efectivo para las heridas. Es así como recurrimos a los ungüentos, que tienen acción analgésica, antiséptica y regenerativa.

Una de las principales ventajas es que resultan mucho más económicas que cualquier otro producto que podamos conseguir en una farmacia, sus efectos suelen ser hasta más rápidos y efectivos que cualquier crema comercial. Son fáciles de elaborar en casa y los productos que se utilizan no son tan agresivos, los casos de alergias son menores.

Cera de abejas y vitamina E

Las propiedades de estos dos productos son hidratantes, regeneradoras, antibacteriana y antiséptico, la forma en la cual podemos prepararla es realmente muy sencilla. Necesitamos  5 cucharadas de cera de abeja rallada, , un cuarto de taza de aceite de oliva, una cápsula de vitamina E, cinco gotas de aceite de árbol de té y 5 gotas de aceite de limón.

En recipiente que resiste el calor, colócalo dentro del baño Maria y vierte la cera de abeja. Cuando ya esté completamente derretido, se añade el aceite de oliva y solamente el contenido de la cápsula de vitamina E.

Con una cuchara de madera se van mezclando los ingredientes, una vez integrados todos, se retiran del baño Maria y se vierten los aceites esenciales e igual se mezclan. Se reposan unos minutos y antes de que se solidifique se depositan en un frasco y se tapa. Se almacena en un lugar fresco durante 6 meses. Cuando ya este listo, solamente se aplica dos veces al día.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *